“Mi continuidad no depende del próximo resultado. Yo necesito que vengan a apoyar a los pibes, no a mí, para que se sientan importante el día del partido”. El entrenador de Newell’s, Omar De Felippe, se mostró firme en su cargo en la previa del cruce contra Atlético Tucumán por los octavos de final de la Copa Argentina, a pesar del flojo arranque en la Superliga en el que sacó un punto sobre 12 posibles.

“Seguramente cuando vea que el equipo no responde, los llamaré y les comunicare la decisión. Creemos que ahora nos toca obtener resultados positivos. Nos hacemos cargo, hay que trabajar. Tenemos muchas batallas y lo que tenemos que lograr es tranquilidad”, declaró De Felippe en conferencia de prensa.

Por su parte, el DT desestimó la posibilidad de que el atentado a Juan José Concina, secretario del club, haya tenido que ver con los malos resultados deportivos. “Lo que pasó fue una locura. Hablamos con los pibes para que no piensen que es culpa de ellos y que jueguen. Yo estoy enfocado en lo que hay que hacer para que este equipo mejore. Tenemos que tratar de ganar este sábado y si no el otro fin de semana. Los que tienen más experiencia tendrán que ayudar a contener esta situación”.

En cuanto al equipo para enfrentar a Atlético Tucumán, el DT paró en la práctica de hoy a: Alan Aguerre; Iván Píris, Stefano Callegari, Fabricio Fontanini, Mariano Bíttolo; Hernán Bernardello, Braian Rivero, Joel Amoroso; Víctor Figueroa, Mauro Formica y Luís Leal.