El Presidente Comunal de Carmen Walter Czelada, comenzó con la entrega de cascos a aquellos jóvenes de 18, 19 y 20 años que obtienen por primera vez la licencia nacional de conducir en la categoría “moto vehículo”. La acción se enmarca en el programa de seguridad vial que la comuna viene desarrollando y que, entre otros aspectos, ha puesto en marcha el Tribunal de Faltas, ha dado apertura al Centro de Otorgamiento de Licencia Nacional de Conducir y ha comenzado a construir el circuito para exámenes de manejo para acceder a la licencia.

Czelada tiene previsto sostener la entrega de cascos a los conductores primerizos como una forma de responder al hecho estadístico que coloca a los accidentes de jóvenes en motocicleta como la principal causa de muertes en accidentes de tránsito.

“Como carmelenses queremos concientizar y proteger a los jóvenes del pueblo que son nuestro futuro. Por eso continuaremos con esta modalidad”, manifestó el mandatario. Al tiempo que informó que desde la comuna están “preparando el terreno donde se encontraba el antiguo el horno de ladrillos para construir allí el circuito de manejo de licencia de conducir. Estamos acomodándolo, limpiando. Queremos inaugurarlo para que nuestro pueblo tenga todos los espacios necesarios para trabajar en seguridad vial como corresponde, con prevención, con formación, pero también con equipamiento y sanción”. Varias de estas acciones se explican por el hecho de que el Centro de Otorgamiento de Licencia Nacional de Conducir de Carmen se adhirió a la Campaña Provincial de Prevención Siniestral que está realizando la agencia provincial de seguridad Vial (APSV).

“Esta gestión creó también el Tribunal de Faltas, que ya está con su abogada en los últimos preparativos, con el objetivo de ordenar el tránsito de la localidad. Trabajamos en prevención con educación y capacitación, pero también con equipamiento y con los organismos para sancionar las faltas que se cometan. Yo voy a hacer todo lo que esté a nuestro alcance, desde la comuna, para intentar evitar pérdidas, más dolores. Aunque los accidentes de tránsito algunos pueden decir que son una fatalidad del destino, nosotros creemos que al destino hay que ayudarlo y hay que prevenir. Tenemos que hacer todo lo posible para evitarlo”, concluyó Czelada.