La investigación se inició cuando una docente denunció que el nene, que se encontraba en clases, había tenido una hemorragia en el asiento del aula escolar. Al trasladar al menor al hospital de niños, se constató que el menor tenía semen en su zona anal. Luego de los análisis de laboratorio se determinó que el sospechado era el padre biológico del niño, por ello efectivos de la Policía de Investigaciones continuó con las entrevistas correspondientes dentro del entorno familiar.

Los efectivos de la Agencia de Trata que llevaron a cabo la investigación detuvieron a A .A. G. de 31 años en un domicilio de Alto Verde y lo pusieron a disposición de la justicia.

Interviene en la causa la fiscal Alejandra del Río Ayala.