Se trata Lucas Soto quien trabajó en la fuerza policial. Según explicó, hace un mes denunció cobro de adicionales y dinero malversado dentro de la Policía.

Un nuevo giro da el caso de la casa baleanda a policías en Santo Tomé donde viven cinco policías. Quince fueron los disparos que impactaron en un vehículo y en el frente de la vivienda y la policía está investigando el caso. La lluvia de disparos provino desde los dos ocupantes de una moto tipo enduro color blanca.

Leer más: Balearon la casa de un policía en Santo Tomé

Al parecer y hasta hace algunas horas, ésta lluvia de balas podía estar relacionada con uno de los policías que habita en la vivienda ya que está nombrado en una causa que vienen siguiendo los fiscales de homicidios. Se trata de una causa donde se lo nombra a un policía de 34 años llamado Lucas Soto y otro hombre más como autores de un incendio, una balacera y una tentativa de homicidio que se dio el 28 de agosto pasado en calle Castelli al 1000 de la ciudad de Santo Tomé.

Lucas Soto, el policía propietario de la vivienda baleada explicó, que este hecho que se dio no tiene que ver con la causa que se nombra con anterioridad sino que está relacionado con denuncias de cobro de adicionales policiales y dinero que se estaría malversando por parte de ex jefes policiales. “Hace un tiempo que hice la denuncia de cuestiones irregulares dentro de la Policía. La denuncia fue hace un mes y expliqué servicios pagos y malversados por los jefes. Esto puede ser la causa de la balacera.

“Por la noche no puedo dormir. Anteriormente recibí amenazas y ahora no sabemos si nuevamente nos vendrán a atacar”, dijo el ex policía.