La intendenta inauguró el edificio NIDO

Esta tarde quedó formalmente inaugurado el Núcleo de Innovación y Desarrollo de Oportunidades (NIDO) en Barrio La Orilla que construyó el gobierno nacional en terrenos cedidos por el municipio.

La secretaria de Infraestructura Urbana de la Nación, Marina Klemensiewicz, afirmó que “a nivel nacional tenemos hoy una red de 140 NIDO de los cuales ya hay varios inaugurados” y destacó que el de Esperanza “es muy bello, muy abierto, muy integrado”.

Explicitó que estos espacios “cumplen con la función de estar en lugares más alejados de las zonas urbanas como un espacio de encuentro, de oportunidades y de convivencia donde todo el barrio sin discriminación, mujeres, niños, jóvenes, adultos mayores puedan tener todo tipo de actividades no solo apoyo escolar y tareas deportivas sino también promocionando oficios y el acceso al empleo”.Hay algunos en donde se dan hasta cursos de robótica”, ejemplificó.

Resaltó que en Esperanza “hay una cooperativa con un emprendimiento textil” que trabajará en el lugar y marcó que “justamente la pretensión con estos NIDO es que sean un espacio donde cada persona que entra pueda tener un ámbito donde desarrollar más sus oportunidades, sus sueños, sus deseos y que se sienta contenido y abrigado por un Estado presente”.

Deseó que “de ahora en más se pueda lograr que este NIDO explote de actividades y de gente y que los propios vecinos lo cuiden porque es una inversión muy importante para los gobiernos municipal y nacional”. “Es importante ser agradecidos con lo que se tiene en el barrio y cuidarlo, y este involucramiento de la comunidad es fundamental para acompañar la gestión del municipio”, sentenció.

Meiners: “Crecimiento, igualdad de oportunidades y desarrollo sustentable”

Por su parte, la intendenta Ana Meiners marcó que “la centralidad en el barrio trae aparejado un crecimiento y una igualdad de oportunidades en cuanto a los servicios”. “Esto lo consideramos un desarrollo sustentable para nuestra ciudad, los edificios tienen que ser agradables pero fundamentalmente tienen que tener vida, contenido, y eso se lo dan las personas del barrio”, afirmó.

También valoró que “ya tenemos la suerte de contar con una cooperativa textil que está empezando a trabajar, que es la segunda cooperativa en Esperanza que parte de un programa nacional y prende en el municipio pero después tiene vida propia, posibilitándole trabajo a muchas personas que tal vez están fuera de un sistema laboral estable, y brindan un servicio a toda la comunidad”.

“Si hay algo que sabe nuestra gestión es usufructuar de todos los programas nacionales y provinciales que se ofrecen porque así podemos acceder a ellos y traer a la ciudad diversidad de actividades. Así que acá lo que nos queda es tener muchas ganas de trabajar”, finalizó Meiners.