“La diferencia estará en las áreas. El equipo que aproveche mejor eso, sacará ventaja”, valoró en la previa al cruce que comenzará a las 21.10, en el estadio Ciudad de Lanús.

La derrota a manos de Racing significó la pérdida del invicto de Rosario Central en el flamante ciclo de Edgardo Bauza, que solamente conocía de victorias (tres en la Superliga y el 6-0 sobre Juventud Antoniana en 32avos de la Copa Total Argentina). Uno de esos encuentros correspondientes al torneo local lo tuvo enfrente de Talleres de Córdoba, contrincante en la siguiente instancia de la competencia integradora. El entrenador reconoció el valor de la cercanía del triunfo logrado en el estadio Mario Alberto Kempes, con gol de Fernando Zampedri.

“Claro que sirve. Ya nos enfrentamos y los jugadores se conocen. Ellos tienen algunas dudas pero la estructura será la misma, entonces es importante el antecedente. Obviamente que necesitamos atacar a Talleres para lastimarlo”, remarcó sobre el cruce de este jueves, desde las 21.10, en el estadio Ciudad de Lanús. Rosario Central cuenta con el aliciente de las últimas campañas destacadas en la Copa Total Argentina: fue subcampeón en las temporadas 2013-2014, 2014-2015 y 2015-2016, y semifinalista en la 2017. Almagro aparece en el camino como próximo rival del ganador del cruce.

En la continuidad de su análisis con relación al conjunto cordobés, Bauza sentenció: “Talleres es un equipo que, de mitad de cancha hacia adelante, tiene gente muy rápida. Apuesta a jugadores de ataque y ya estuvimos trabajando en ese sentido, tratando de poner a punto al equipo. Sabemos que será un partido duro para los dos y la diferencia estará en las áreas. El que aproveche mejor eso, sacará ventaja”. Germán Herrera, autor de un doblete en la anterior eliminatoria contra Juventud Antoniana, ingresará en lugar de Marco Ruben como única modificación en el Canalla. El resto de la formación estará compuesta por: Jeremías Ledesma; Gonzalo Bettini, Matías Caruzzo, Oscar Cabezas, Alfonso Parot; Federico Carrizo, Néstor Ortigoza, Leonardo Gil, Washington Camacho; y Fernando Zampedri.

Fuente: Copa Argentina