La retroescavadora comenzó a trabajar en cercanía de La Cautiva.

Son días históricos para la zona rural de la región. Es que durante el fin de semana la empresa Menara comenzó a realizar las tareas de limpieza de malezas y apertura de camino a la altura de un canal existente que será ampliado a escasos 1000 metros de la desembocadura del Carcarañá. Es la primera intervención en parte de la traza de lo que será el Canal Aliviador.

La zona donde comenzaron los trabajos, está a unos 13 kilómetros de Los Molinos, a 700 metros al norte de la tradicional estancia La Cautiva. Una retroescavadora limpia y acondiciona el canal que ya está formado allí, e incluso se sumarán más máquinas en los próximos días.

Después de los marcados inconvenientes que se sucedieron con las inundaciones en la zona urbana de Chabás y Sanford, la construcción del canal se volvió imperiosa y desde el jueves de la semana pasada, se percibe una sensación de tranquilidad que trajeron las labores iniciales.

La obra que es financiada por el gobierno de Santa Fe cuenta con un presupuesto de 132 millones de pesos y consiste en la realización de un canal desde el Bajo Arequito, que llevará los excedentes hídricos al Carcarañá, aliviando la cuenca La Candelaria. En su diseño se previó una recurrencia de 2 años e implica protección urbana contra inundaciones para las localidades de la región. Con una extensión de 30 kilómetros, el plazo de ejecución es de 18 meses.