Los trabajadores alcanzados por el impuesto a las Ganancias tienen desde este mes una nueva limitación en las deducciones por hijo: a partir de ahora, si los dos progenitores tributan el impuesto, solo uno podrá descontar esa carga familiar, o podrán hacerlo los dos al 50 por ciento cada uno.

Hasta ahora, ambos padres podían deducir de Ganancias a sus hijos. La AFIP cambió el régimen a fines de julio, mediante la resolución 4286. Esa norma, que reglamenta cambios de 2016, establece que solo uno de los dos responsables podrá acceder al descuento.

La disposición rige para todo 2018, por lo que es retroactiva a enero. Eso quiere decir que, para este año, o los dos padres deducen el 50 por ciento o uno solo ejerce el 100 por ciento del derecho. Y que, si las empresas vienen descontando las deducciones por hijo de la manera anterior, ahora deberán actualizar el beneficio, por lo que podría impactar en los salarios de los meses venideros.

La nueva versión del formulario de deducciones ya está vigente en la web de la AFIP y permite deducir la carga familiar al 100 por ciento o a la mitad, tanto para hijos menores de 18 años como para incapacitados para el trabajo.

El formulario, además, incorporó una pregunta, según consignó La Nación. Le solicita al padre que carga la declaración jurada que especifique si cobra asignaciones familiares por sus hijos. Si la respuesta es afirmativa, no podrá ejercer la deducción de Ganancias.

La deducción por hijo se actualiza una vez por año. En la actualidad, es de $31.461,09 anuales.