Imagen ilustrativa.

Una anciana de 84 años que vive en Fisherton cayó en el cuento del tío cuando atendió el teléfono este martes por la noche. Una mujer que se hizo pasar por su nieta y le pidió que entregara su dinero a un “amigo” para que cambiara sus billetes. Después de hacerlo se dio cuenta que fue engañada.

Según informaron fuentes policiales, la anciana estaba en su casa de Olmos al 700 bis cuando recibió el llamado. Hizo ingresar al supuesto abogado “amigo” de su falsa nieta en su vivienda y entregó todos los pesos argentinos y divisas extranjeras que tenía.