Desde abril rige una nueva normativa para la movilidad de los diputados nacionales y sus asesores que se actualiza de acuerdo al precio del combustible premium de YPF.

A principios de años estalló la polémica por los canjes de pasajes de los diputados nacionales. Hasta el 13 de abril podían trocar tickets aéreos y terrestres para ellos y sus asesores por dinero en efectivo. Pero desde entonces rige una nueva normativa para la movilidad de los legisladores en la que si bien ya no pueden canjear pasajes por plata, pueden pedir directamente una suma en efectivo que, por otro lado, se actualiza con el precio de la nafta premium de YPF. Es decir, cada vez que suben los combustibles, sube también la dieta de los diputados.

La resolución 2018/0487 de “Eliminación del canje de pasajes aéreos y terrestres”, disponible online en el sitio web oficial de la Cámara baja, los diputados podrán “solicitar mensualmente diez pasajes en total (terrestres y/o aéreos) para su uso dentro del territorio nacional”. “Los mismos serán nominados e intransferibles, con vencimiento mensual, no renovables y no canjeables”, añade la normativa.

También podrán optar por recibir una suma fija no remunerativa de 20 mil pesos más 12 pasajes aéreos, o 10 mil pesos y 20 pasajes terrestres. Estas sumas fijas, “serán actualizadas semestralmente y en forma automática, de acuerdo al porcentaje de variación del precio del litro de nafta de mayor ovtanaje de expendio minorista del Automóvil Club Argentino”. Esto es, de la nafta Infinia de YPF que desde este martes cuesta un 12 por ciento más cara: 44,77 pesos.

La movilidad de los legisladores está pensado para que los mismos puedan viajar a sus provincias de origen, dentro de ellas y a dónde sea que sus funciones lo requieran.