La intendenta de Rosario se reunió con hoy los miembros de su gabinete social municipal y funcionarios provinciales a fin de evaluar el impacto social de los recortes anunciados por el gobierno nacional.

“No nos vamos a retirar del territorio”, garantizó este mediodía la intendenta Mónica Fein a la hora de referirse a la difícil situación que están padeciendo los vecinos de los barrios más vulnerables de la ciudad por la situación económica.
La titular del Ejecutivo local se reunió hoy con los miembros de su gabinete social municipal y funcionarios provinciales, con el objetivo de evaluar el impacto local de la crisis luego de las nuevas medidas anunciadas por el gobierno nacional.
“En esta difícil situación los rosarinos tienen que saber que no nos vamos a retirar del territorio, que seguiremos apostando a la salud, la educación y el trabajo como puntales para el desarrollo, como lo hicimos siempre en esta ciudad y en esta provincia”, aseguró Fein.
Fein admitió que la ciudad está “atravesando una emergencia social, en la que Nación está recortando recursos destinados a salud, desarrollo social, energía y transporte”, y destacó la necesidad de arbitrar todos los medios para paliar la difícil situación que atraviesan los rosarinos hoy.
Asimismo, aseguró que la Municipalidad “va a fortalecer los vínculos y el diálogo con instituciones, organizaciones, vecinales, clubes y entidades, porque en los momentos de crisis es cuando más unidos debemos estar como sociedad para colaborar entre todos a mitigar los efectos del ajuste y la demanda social”.
Del encuentro, realizado en el salón Belgrano del Palacio Municipal, participaron los ministros de Salud, Andrea Uboldi, y de Desarrollo Social, Jorge Álvarez, y representantes de las secretarías de Producción, Empleo e Innovación; Salud Pública, Cultura y Educación; Desarrollo Social; Economía Social, y del Plan Abre.