Las clásicas alarmas que suelen verse en las casas de indumentaria o electrodomésticos, llegaron ahora a un supermercado de Santa Fe para combatir el hurto diario de productos.
Los precintos magnéticos se pueden encontrar en carnes y bebidas alcohólicas prémium exhibidas en el supermercado Delca, de General Paz al 5300.
Su titular, Enzo Pochettino, explicó que los hurtos constantes de mercadería “son pérdidas de dinero importante por los elevados precios”.
En el caso de las carnes, indicó que cuando realizaban “inventarios diarios siempre faltaban algunos cortes”.
“Hay cortes que son muy caros de carnes y hemos tenido muchos problemas”, agregó en el aire de LT10. Por esta razón es que implementaron un dispositivo específico: “Es una bolsa que no se puede romper y si pasa el producto sin ser desactivado por la puerta suena una alarma”, contó.
“No nos queda otra opción que poner este tipo de medidas de seguridad”, sentenció el titular del supermercado.