El Presidente pidió “basta de soluciones mágicas” y resaltó que “es importante valorar lo que logramos hasta ahora” pero nada dijo de la brutal caída de la industria en julio. Ratificó el rumbo económico y el acuerdo con el FMI.

Sin hacer alusión alguna a las estrepitosa caída de la actividad industrial y al estancamiento de la actividad económica general de la Argentina, el presidente Mauricio Macri participó este martes de las celebraciones del Día de la Industria organizada por la UIA.

Por el contrario repitió casi calcados algunos pasajes del discurso grabado en Casa Rosada el lunes pasado en el que anunció la imposición de tímidas retenciones a las exportaciones, cambios en la estructura organizativa de su gobierno y un mayor ajuste para alcanzar el déficit cero en 2019.