El gobernador de Santa Fe habló de los anuncios que hicieron el presidente Macri y el ministro Dujovne este lunes. Advirtió que las medidas “van a tener un impacto muy duro en el bolsillo de los trabajadores”. E ironizó: “Parece que la tormenta se transformó de un temporal permanente”.

Las repercusiones de los importantes anuncios que hicieron este lunes el presidente Mauricio Macri y el ministro de Economía de la Nación, Nicolás Dujovne, son incesantes. El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, todavía no había realizado declaraciones formales al respecto, pero por decisión propia y en el marco de la inauguración de una cuadra de pavimento en la ciudad de Santa Fe, hizo una referencia contundente hacia las medidas económicas dispuestas por el gobierno nacional: “Parece que la tormenta se transformó en un temporal permanente”.

Las declaraciones del gobernador fueron reproducidas por la periodista Ivan Fux en el programa La primera de la tarde (Radio 2). El máximo mandatario provincial evidenció su preocupación por el escenario que se avecina, sobre todo por el anuncio de quita de subsidios al transporte, costo que en teoría deberán absorber las provincias.

“Escuchamos que se van a eliminar los subsidios al transporte”, arrancó Lifschitz. Y agregó que se trata de “subsidios que permiten que trabajadores y estudiantes se puedan movilizar”.

“Esta quita de subsidios al transporte va a tener un impacto muy duro en el bolsillo de las familias trabajadoras”, reforzó el gobernador. Y añadió que es “el mismo impacto que está produciendo la inflación que no se puede contener”.

El mensaje de Lifschitz una vez conocidos los anuncios del presidente fue pesimista: “Vemos dificultades en el horizonte. Y los problemas que vamos a tener que afrontar desde las provincias, las municiplidades y comunas, van a ser muy duros”, sentenció.

Retomando aquella frase de Macri, cuando señaló que el país estaba pasando por una “tormenta” económica como manera de explicar la crisis, Lifschitz ironizó: “Parece que la tormenta se transformó en un temporal permanente”.