Shell hizo el primer movimiento y este martes se le sumaron YPF y Axion. Las dos petroleras volvieron a subir el precio de sus combustibles.

La remarcación en el caso de Axion es de entre 10% y 12%. Un porcentaje algo menor de aumento ya concretó también YPF: es de 9,5% para Capital y el Gran Buenos Aires y de 8,5% para el resto del país.

Los incrementos llegan tres días después del efectuado por Shell. La anglo-holandesa subió un promedio de 12%. Fue por la aplicación de la suba de un impuesto (el impuesto a la transferencia de combustibles), más un mayor costo por el componente de biocombustibles. Pero el mayor factor fue la devaluación.

Con el dólar a $ 28, las petroleras esperaban realizar una remarcación de 10% hasta fines de año, en tramos de 3%. Pero con el nuevo tipo de cambio, dicen que necesitan una recomposición más urgente. Aún así, sostienen que se encuentran un 25% por debajo de sus costos.