Nicolás Dujovne y Christine Lagarde (Archivo)

El martes estará signado por tres hechos que definirán la agenda de los próximos días. Primero, el ministro de Economía Nicolás Dujovne arrancará las nuevas negociaciones con el Fondo Monetario, con el que discutirá el envío más rápido de fondos a cambio de un ajuste más fuerte.

En segundo lugar, el mercado internacional, que no operó en el primer día de la semana, mostrará su reacción al paquete de medidas anunciadas para contener la corrida hacia el dólar, mientras que el Gobierno nacional volverá a recibir a los enviados de los gobernadores para acercar posiciones de cara al Presupuesto 2019.

La comitiva oficial que volverá a encontrarse con los técnicos del FMI estará integrada, además de por Dujovne, por el secretario de Política Económica Guido Sandleris, el secretario de Hacienda Rodrigo Pena y el de Finanzas Santiago Bausili; y por parte del Banco Central, Luis Caputo con su segundo Gustavo Cañonero. Las reuniones serán de carácter técnico pero no se descarta que exista una foto “oficial” con la directora ejecutiva del organismo Christine Lagarde.

El Gobierno necesita imperiosamente que el organismo financiero habilite desembolsos de fondos más rápidos de lo que había sido acordado en junio. De esta forma, el Tesoro podría contar con la totalidad del programa, por u$s50.000 millones, durante 2019.

Claro que ese cambio no será gratuito. Los funcionarios llevarán como prenda de negociación el plan para reducir directamente todo el déficit en un solo año, que estará apoyado principalmente en la recaudación de los derechos de exportación, ahora ampliados.

La agenda del Banco Central, en tanto, estará ligada a las metas de inflación y a la posibilidad de usar reservas para intervenir en el mercado cambiario ante episodios de corrida hacia el dólar como los de la semana pasada.

Desde Washington, los funcionarios mantendrán un monitoreo de la reacción de los mercados internacionales a los anuncios del lunes. Wall Street volverá a operar tras el feriado en Estados Unidos y se espera su recepción al paquete de medidas entre los grandes inversores internacionales.

En el mercado doméstico, mucho más pequeño que la principal plaza financiera, el dólar llegó a aumentar hasta los $39,50 en el Banco Nación, pero la intervención sobre el final del Banco Central, que vendió 100 millones de dólares de reservas, terminó tirando hacia abajo el precio de la moneda estadounidense. El promedio medido por la autoridad monetaria dio como valor final de la jornada $38,98.

En la última rueda bursátil internacional, el viernes pasado, los activos argentinos experimentaron un rebote tras los derrumbes de toda la semana. Las acciones de compañías nacionales que cotizan en Nueva York llegaron a caer casi 20% en un día.

En Buenos Aires, en tanto, continuará el tira y afloje entre la Casa Rosada y los gobernadores para acercar posiciones antes de consensuar el proyecto de Presupuesto 2019.

En la última reunión que habían tenido el objetivo era recortar los gastos de tal manera de quedar con un déficit fiscal de 1,3%, pero el peso de la coyuntura precipitó las cosas hacia una meta de equilibrio fiscal inmediato.

Si bien se dejó entrever oficialmente que el porcentaje de acuerdo con las provincias era cercano al 75% y que solo restaba negociar una última medida para alcanzar los 100.000 millones de pesos de ajuste necesario, se pondrá sobre la mesa el traspaso de subsidios al transporte y la tarifa social eléctrica que, anunció Dujovne, pasarán a financiarse con los presupuestos de los gobernadores. En 11 días el Gobierno deberá hacer ingresar al Congreso el proyecto oficial.