El gobierno autorizó el viernes pasado a las entidades de medicina prepaga a aumentar las facturas en un 8 por ciento desde el 1º de octubre. La decisión se publicó a través de la resolución 1.780/2018 del Boletín Oficial y lleva la firma de Adolfo Rubinstein, hasta este domingo ministro de Salud.

Según señala el texto, “las entidades de medicina prepaga deberán extremar los recaudos necesarios para notificar de manera fehaciente a los usuarios, a fin de que aquellos tengan cabal información de dichos aumentos”.

El gobierno explicó la medida al indicar que la Superintendencia de Servicios de Salud “evaluó la caracterización del sector de las Empresas de Medicina Prepaga y revisó el incremento de costos del sector”.

“Resulta razonable autorizar un aumento general, complementario y acumulativo, de aquel que fuera aprobado el 28 de junio pasado, de 8 por ciento a partir del 1º de octubre”, indicó la resolución.

Es el cuarto incremento que tendrán las cuotas de medicina prepaga en lo que va del año. El primero, de 4 por ciento, fue en febrero; el segundo, de 7,5 por ciento, en junio; y el último de 7,5 por ciento en agosto pasado.