Los universitarios siguen reclamando

“Claro que querría darle más aumento a los profesores universitarios, también a los enfermeros, a los policías. Me encantaría tener más presupuesto para ciencia y tecnología, donde se construye el futuro del país. O avanzar más rápido con las obras que prometimos”, dijo el presidente Mauricio Macri esta mañana en un video en medio de la crisis que se desató la semana pasada con una fuerte corrida cambiaria. Y agregó: “Nuestro problema es que para empezar a construir el país que queremos, para hacer todas esas cosas y más, tenemos que equilibrar nuestras cuentas (…) Cualquier estrategia de desarrollo tiene que empezar por ahí, con un Estado que gaste menos de lo que ingresa”.

En este contexto marcharon desde las 16hs de este lunes estudiantes, docentes, investigadores y becarios universitarios y preuniversitarios por Boulevard desde las facultades tomadas hasta Rectorado de la Universidad Nacional del Litoral (UNL).

Si bien en la ciudad también se encuentra la Universidad Tecnológica Nacional, el escenario elegido tiene que ver no sólo con la organización de los estudiantes en esas facultades, sino por el símbolo político que representa ya que la Franja Morada (base de la Unión Cívica Radical) ocupa la mayor parte de los puestos de poder en centros de estudiantes y en la administración universitaria.

Cabe destacar que los gremios nucleados en Conadu Histórica esperaron el viernes pasado una reunión con el Ministerio de Educación que fue primero postergada y luego suspendida. Ante esta actitud, los representantes de los docentes decidieron extender el plan de lucha y anunciaron que el paro continuará hasta el 8 de septiembre.

En la ciudad de Santa Fe hay tres facultades (esta tarde se decidió la toma de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas) y un instituto de la UNL tomados por los estudiantes.

Se organizaron por comisiones para la convivencia y el cuidado del edificio. “El resultado de esta convocatoria no fue a propósito de un fervor espontáneo, caprichoso e inmaduro de un grupo de estudiantes de la facultad. Es un método decidido soberanamente en pos de la defensa del sistema universitario. Tampoco se trata de un hecho aislado, sino que constituye una metodología compartida por el movimiento estudiantil de diversas partes del país”, expresaron en un comunicado público escrito en conjunto a través de asambleas.

Se trata de una medida para reivindicar la educación pública y de calidad. En este sentido, los estudiantes acompañan el reclamo docente y exigen más presupuesto para becas y bienestar estudiantil.