El líder de Los Monos estaba alojado en el penal de Resistencia. También se le detectó uso indebido de un celular.

El líder de la banda de Los Monos, Ariel Máximo “Guille” Cantero, fue trasladado sorpresivamente al penal de Ezeiza.

El cabecilla de la banda que operaba en la zona sur de Rosario estaba alojado en la Unidad Penitenciaria de Resistencia (Chaco) y ayer cerca de las 18.30 fue trasladado al Complejo Penitenciario Federal de Ezeiza.
Así lo determinó el Servicio Penitenciario Federal, por supuesto peligro de fuga y la utilización indebida de un teléfono celular, detectada por haber subido una foto a las redes sociales.
No es la primera vez que Guille Cantero va al penal de Ezeiza: en enero de 2016 Guille Cantero y su ladero Ema Chamorro fueron llevados a la cárcel de Ezeiza, tras una serie de episodios como balaceras y la presencia de drones en el penal de Piñero (donde estaban alojados). En esa oportunidad también se evaluó la posibilidad del peligro de fuga.
A fines de julio, el camarista Juan José Mascali ordenó que Ariel Máximo “Guille” Cantero y Emanuel “Ema” Chamorro sigan detenidos en distintas prisiones federales. Rechazó así un hábeas corpus correctivo presentado por la defensa de los dos miembros de la banda de Los Monos con el que pretendían retrotraer su traslado de los penales federales donde se encontraban (en Resistencia y Rawson).

Tanto “Guille” como “Ema” fueron condenados en abril a 22 y 12 años de prisión respectivamente por la Justicia santafesina. “Guille” fue encontrado culpable de ser el jefe de una asociación ilícita criminal y del homicidio de Diego Demarre; “Ema”, en tanto, recibió la pena de 12 años de cárcel por ser miembro de esa organización delictiva y por haber sido partícipe secundario del mismo asesinato.