Soledad Zalazar

Se trata del caso C. E. R., una joven de Reconquista, que denunció en 2011 a su padre por violarla a ella y a sus hermanas por años.

El juez Chemes no le creyó a la víctima y dejó en libertad al acusado. Agrupaciones de mujeres llevaron a la ONU lo sucedido y el organismo internacional concluyó en 2014 que el Estado provincial debía ejecutar una reparación histórica que incluía un pedido público de disculpas, lo que ocurrió semanas atrás.

“Nosotras, y un grupo de mujeres que trabajan el tema de género, nos animamos a ir hasta Naciones Unidas quien nos dio un fallo a favor y hoy el gobierno provincial repara el error de la justicia”, señaló Soledad Zalazar.