El entrenador sabalero habló en conferencia de prensa luego del empate entre Colón y Unión por 0 a 0: “Queríamos ganar, perdimos dos puntos en nuestra cancha. Como generalmente se presentan los clásico, fue muy trabajo. Unión hace un trabajo muy bueno cuando no tiene la pelota y sabe qué hacer cuando la recupera. Fue muy aburrido el partido, cuando quisimos jugar en corto el rival nos puso incómodos”.

Eduardo Domínguez decidió poner de titular a Leguizamón en lugar de un mediocampista neto, respecto al esquema explicó: “Buscamos la profundidad del equipo. Abusamos de la pelota larga, sabíamos que al principio teníamos que hacer ese juego, para que el rival no se sienta cómodo. Queríamos buscar las espaldas de sus laterales, por momentos se logró, pero nos costó saber cuándo jugar corto y cómo hacerlo”.

“Buscamos las variantes para progresar en el campo y se nos hizo difícil. Esto no deja de ser un clásico, la tensión está al 100%. Se vive el clima, nos faltó lucidez para encontrar situaciones de riesgo” manifestó.

También hizo una autocrítica respecto a la actuación rojinegra: “Una de las mejores virtudes de Unión en su defensa es cerrar espacios por dentro. Me voy con la sensación amarga de no encontrar huecos por afuera. Ganamos mucho también, Colón llevó al rival atrás por momentos. Estuvimos bien parados, rechazamos bien pero quedamos demasiado cortos”.

Por último cerró: “Creo que el gran problema fue en la gestación, no en la finalización. Buscamos generar pero no tuvimos para finalizar. Preferimos darle chances a los chicos que son de la ciudad, que saben cómo se vive, los jugadores de Colón entendieron como jugarlo en este sentido. Dependía de nosotros ser eficaces, hemos hecho bien el trabajo de presión alta y presión media”.