Llegó sin tantas expectativas. No era un refuerzo solicitado, pero Omar De Felippe aceptó su arribo porque podía utilizarlo como lateral o como carrilero. Mariano Bíttolo se fue ganando la confianza del DT de a poco, y hoy parece difícil verlo fuera del equipo. Y esta vez el técnico optará por utilizarlo como marcador de punta, para darle al equipo un poco más de vuelo ofensivo.

“Hay que seguir trabajando, preparando los partidos. No hay que preocuparse, esto recién empieza, hay tiempo para cambiar este inicio que no es bueno en resultados”, analizó el defensor.

La derrota ante Godoy Cruz parece lejana, pero aún pesa en la cabeza de los jugadores, que se lamentan los errores cometidos. “Hasta el gol habíamos sido más que Godoy Cruz, no aprovechamos los errores del rival y lo pagamos. Con muchas ganas fuimos a buscar empatar, pero no pudo ser”, comentó.

Bíttolo jugó gran parte de su carrera como lateral, pero De Felippe no duda en ponerlo como carrilero, como sucedió ante el Tomba o en el cotejo ante Cadu, donde ingresó y anotó un gol.

“Arranqué de volante por izquierda y pasé más de interior, hasta que salió Leo (Ferroni) y pasé de lateral izquierdo. Siempre jugué de lateral, pero con tal de jugar uno lo hace donde lo pongan”, confió.

La posibilidad de que Mauro Formica juegue de titular no sólo ilusiona a los hinchas, sus compañeros también esperan tenerlo desde el inicio dentro de la cancha. “El DT está a cargo y decide, pero Formica es un jugador distinto. Verlo a Mauro Formica jugar es muy lindo, ojalá pueda estar desde el inicio porque nos simplifica mucho las cosas”, argumentó.

En cuanto a la estrategia a utilizar con Atlético Tucumán, Bíttolo reconoció que el principal punto a corregir es no cometer errores. “Cuesta mucho cuando el rival te convierte rápido, debemos estar más atentos. Atlético es un buen equipo, hay que hacerle un partido inteligente, no dejarles espacios, con Independiente el equipo fue otro, por el apoyo de la gente, y debemos aprovechar eso”, concluyó.