“La copa se levanta después de manejar, no antes. Si tomaste, no manejes” es el lema de la campaña que llevan adelante el Gobierno de la Ciudad junto con Cervecería Santa Fe y Cruz Roja Argentina Filial Santa Fe en el marco de la competencia del Súper TC2000 que tiene a nuestra ciudad como protagonista. La iniciativa promueve el consumo responsable de alcohol y los buenos hábitos al momento de conducir a través de distintas estrategias: en una carpa que se montó en inmediaciones del circuito, quienes se acerquen podrán jugar a un videojuego, o ponerse anteojos de realidad virtual para conocer los efectos del alcohol –en diferentes graduaciones- al manejar, entre otras propuestas lúdicas.
La iniciativa fue presentada a la prensa el viernes a la noche, durante los Boxes Abiertos, por la secretaria de Desarrollo Social, Cecilia Battistutti; el gerente de Asuntos Corporativos de CCU, Juan Pablo Barrales; y el coordinador General de Cruz Roja, filial Santa Fe, Osvaldo Ferrero.
“Desde principio de año, desde la Subsecretaría de Salud de la Ciudad venimos trabajando en una campaña de concientización del consumo responsable”, contó Battistutti. Recordó que en la Ruta 168, en la zona de boliches “montamos un dispositivo para invitar a los jóvenes a que, cuando salen de los locales bailables, puedan hacerse un control de alcoholemia. En caso de que el resultado sea negativo, se le otorga una pulsera y se le toman los datos del auto para acreditar al día hábil siguiente el monto que destinó para pagar el estacionamiento medido”.
Campañas similares llevó adelante el Gobierno de la Ciudad en fecha claves como el Día del Amigo, y lo mismo hará en septiembre: “El 14, que es el día del Consumo Responsable, vamos a trabajar en conjunto con la Cervecería un mural. El 21, Día de la Primavera y de la Juventud, también vamos a desarrollar acciones y estrategias de promoción, con la Cruz Roja y otros sponsors, porque todos creemos que es muy importante charlar y poner sobre la mesa estos temas, que no solo son importantes para la ciudad sino también, y fundamentalmente, para tomar conciencia”. La funcionaria municipal subrayó que todas estas iniciativas tienen como objetivo “entender que los jóvenes tienen que saber cuáles son los riesgos que corren a la hora de tomar y conducir”.

Aprender con experiencias

“Es el tercer año que junto a la Municipalidad y la Cruz Roja aprovechamos un momento del año que es muy importante para Santa Fe, como el Súper TC200, para hablar de algo que está en la agenda de todos los santafesinos: los autos relacionados con el alcohol. No son una buena combinación; el alcohol y el manejo no se llevan bien. Así que este evento nos da un muy buen plafón para que toda la gente que se acerca el TC2000, se lleve un mensaje positivo, que es que si vas a tomar, no manejes”, apuntó Juan Pablo Barrales. Sobre la iniciativa agregó que “el nombre de la campaña es que la copa, como el TC2000, se levanta siempre después de manejar y no antes”.
Para abordar la problemática, se llevan adelante distintas estrategias: “La idea es que la gente experimente algo y viva un momento jugando. Hay muchas actividades lúdicas y distintas propuestas que tiene el equipo de la Cruz Roja y este año diseñamos un videojuego con distintos niveles de dificultad en función de la cantidad de alcohol que tenés a la hora de ponerte al volante, así te llevás el mensaje de qué pasa cuando no estás en condiciones de subirte a un auto”. Consideró que “esta experiencia es mucho mejor que contar algo, y por eso la gente está ahí sentada al volante tratando de dominar el auto con distintos niveles de alcohol”.
Osvaldo Ferrero coincidió con Barrales: “El mensaje es muy claro, si tomaste no manejes. Ese es el mensaje que queremos dejar, que si vas a tomar pases la llave y por eso se está trabajando muy fuertemente durante todo el año”, recalcó.
Cruz Roja se sumó a la propuesta con una pista de seguridad vial y anteojos simuladores que dan la apariencia de haber tomado distintas graduaciones de alcohol. Para usar estos dispositivos “proponemos diferentes pruebas, como mandar un mensaje, meter una llave en el auto, cosas que no se pueden hacer cuando tomás alcohol”. Destacó, finalmente, que el objetivo es educar a los más chicos, que son quienes “absorben mejor este tipo de acciones y tratar de mitigar los accidentes que se producen por el consumo de alcohol cuando se está al volante”.