A pesar de las intenciones de reestructurar las categorías del ascenso argentino, finalmente se decidió dar una marcha atrás y así continuar disputando los torneos de la misma manera que en las temporada anterior.

“La reestructuración que nos plantean no es la idea original”, publicó el miembro del Comité Ejecutivo de la Asociación del Fútbol Argentino Javier Marin desde su cuenta de Twitter.

Desde Viamonte, la decisión fue la de mantener los dos ascensos a la Superliga, dos descensos por promedio y cuatro ascensos a la segunda categoría, dos desde la Primera B y dos del Federal A.

Así, la tensión entre AFA y Superliga continúa, mientras que todo sigue igual en el fútbol argentino.