Foto de archivo, María Paz Caruso

En la mañana de hoy, en el Consejo Ambiental que convocará a las entidades que conforman el Instituto para el Desarrollo Sustentable de nuestra ciudad, se le hará entrega a los concejales participantes (uno por cada bloque) que participan de la misma de un informe con las posibles actividades que se pueden llegar a desarrollar en nuestra ciudad, en las más de 700 hectáreas que conforman la zona de resguardo. Recordemos que la misma abarca el área en donde no se puede utilizar ningún producto químico -como por ejemplo, glifosato- desde la última construcción humana hacia 200 metros.
El viernes 8 de junio se realizó una jornada sobre agroecología, en donde participó un experto del área: el ingeniero Eduardo Cerdá. Fue el cierre de 6 meses de trabajo en el cual se estuvieron reuniendo con los productores de la zona, en donde se hizo la presentación pública del informe que se presentará hoy a los ediles. Pero, en aquel momento, Jorge Muriel (PJ) y Hugo Menossi (Cambiemos) no estuvieron presentes. “Lo que vamos a hacer es entregarle formalmente el informe, para que ellos después lo repliquen al resto de sus pares y evaluarán cómo tratarlo desde el Concejo Municipal”, dijo María Paz Caruso, la Directora del IDS a “Algo dirán” (Radio Galena, 94.5 Mhz).
“Este informe contiene qué actividades se pueden desarrollar y también propone nivelar la información: cuántas ha. son, qué producción hay en la actualidad y también vienen unos emprendedores a contar el proyecto que tienen para la producción de nueces pecán, que se puede forestar en el sector, algo que no lo teníamos”, dijo Caruso.
“Entre las producciones posibles aparece biodiversidad, forestación y agroecología, especialmente, frutas y verduras, sin la aplicación de agroquímicos o agrotóxicos. Veremos si puede enriquecer el debate por la normativa de la línea agronómica. Me parece que se puede pensar en algo superador a lo que se venía hablando, no solamente hablar de los metros”, añadió la funcionaria.
Recordemos que el debate sobre la modificación de la línea agronómica tiene 6 años de demora. Actualmente hay un proyecto presentado por el Dr. Silvio Bonafede para extenderla de 200 metros a 500 metros. Sin embargo, no ha alcanzado los consensos suficientes y todo parece indicar que, otra vez, el debate quedaría postergado.
Vale destacar que el septiembre de 2016, el Concejo Municipal le había solicitado al Instituto para el Desarrollo Sustentable un informe para que determine cuál sería la mejor opción. Luego de una prórroga, el IDS hizo entrega de un extenso informe, en febrero de 2017, con todas las alternativas, luego de haber entrevistado a varias decenas de profesionales y especialistas. El Concejo se comprometió a recibirlos en un encuentro, el cual fue postergado sin dar motivo alguno y sin fecha. Aún esa reunión se encuentra pendiente.
Para protegerse, los ediles afirman que decisiones como estas deberían abordarse desde el área metropolitana, porque de nada sirve que las decisiones las tome Rafaela (que tiene poca área rural) si es que el resto no acompaña. Nunca concretaron un encuentro con sus pares de las otras 43 localidades que conforman el Area Metropolitana. Ni siquiera lo gestionaron.
Una demostración más de la desidia de este cuerpo en querer avanzar en la defensa del medioambiente de nuestra ciudad.