2018-05-07 ale vuca
Alejandra Vucasovich

La utilización de la tecnología permitirá crear la comunicación necesaria entre ciudadanos que padecen esta problemática y funcionarios de seguridad.

A través de la iniciativa de la Diputada Alejandra Vucasovich, solicitó que la Provincia de Santa Fe adhiera a la ley 25367 de creación del “Departamento de Emergencias Coordinadas”, que permitirá la adecuación tecnológica necesaria de teléfonos celulares con el fin de enviar mensajes de emergencias a personas que posean hipoacusia o alguna incapacidad temporal o permanente para poder comunicarse de forma oral, los mismos podrían ser mensajes de textos y/o aplicaciones creadas a tal fin.

Resulta necesario adecuar los sistemas de emergencia con vistas a la inclusión de personas con discapacidad y de garantizar el acceso a una de las herramientas preventivas más importantes con las que cuenta el sistema de seguridad pública.

La Ley Provincial 12268, adhiere a la Ley Nacional Número 25367, de creación del Departamento de Emergencias Coordinadas, el cual implementó un sistema de emergencias que se basa en la recepción de llamadas telefónicas a un número único para luego derivarlas a las reparticiones públicas o privadas con competencia.

Al implementarse sólo la recepción de llamadas telefónicas, quedan fuera del Sistema de Emergencias Coordinadas un núcleo de personas que poseen discapacidades tales como hipoacusia u otras incapacidades auditivas.

Para ellos la comunicación telefónica convencional es una barrera infranqueable, que se dan por las limitaciones de audición, por no usar una lengua oral y por la falta de políticas públicas para que la sociedad pueda atender las emergencias y/o requerimientos de las personas sordas.

El proyecto presentado por Vucasovich, brindará a éste núcleo de personas la posibilidad de poder comunicarse con las autoridades de forma expedita frente a emergencias que puedan estar sufriendo en persona o de un tercero, y el Estado podrá a su vez brindarles la protección necesaria de forma urgente, al igual que a toda la población, en un marco de inclusión.