El gobernador Miguel Lifschitz, el intendente Mariano Cominelli, directivos de la firma y empresarios internacionales encabezaron el acto de inauguración de Brimax, la planta productora de ladrillos y paneles curados en autoclave (HCCA) emplazada en la localidad de Fray Luis Beltrán.

“Por suerte tenemos empresarios locales que siguen apostando y pensando en generar empleo y nuevos proyectos, promoviendo el desarrollo de nuestra región”, señaló Lifschitz.

El gobernador valoró la sustentabilidad del producto, que “apunta a la reducción del consumo energético”, y añadió que “todos esperamos las inversiones extranjeras, pero la realidad es que nuestros empresarios están dando el ejemplo”.

“Nos hemos propuesto hacer una fuerte apuesta a este desarrollo productivo, el que genera empleo, donde el rol del Estado es acompañar con herramientas de promoción, financiamiento e infraestructura. Por eso hemos priorizado la obra pública, que en cuatro años llegará a los 80 mil millones de pesos; cuenten con nuestro gobierno para seguir trabajando juntos por una Santa Fe mejor”, concluyó el mandatario provincial.

Por su parte, el intendente Mariano Cominelli habló de “un hito en la historia de la ciudad por el trabajo público entre el sector privado y el sector público”. Y no ahorró elogio hacia el gobernador: “Va a pasar a la historia por tener su impronta y su capacidad puesta en la obra pública que favorece este tipo de emprendimientos”.

Brimax nació de la fusión de empresas como Brayco, Pecam y la holandesa Aircrete. Ya generó 100 puestos de trabajo genuino en Fray Luis Beltrán y se instaló en el mercado de la construcción con tecnología innovadora en la fabricación de ladrillos de hormigón.

La inversión final para la puesta en funcionamiento de Brimax ascendió a 33 millones de dólares, según precisaron el gerente general Gabriel Pierre y uno de los directivos de la firma, Iván Brajkovic.

De la actividad participaron además el ministro de Infraestructura y Transporte, José Garibay; el secretario de Estado del Hábitat, Diego Leone; los intendentes de Rosario, Mónica Fein, y de San Lorenzo, Leonardo Raimundo, además de funcionarios y legisladores, locales, provinciales y nacionales.