El concejo rosarino implementó el voto electrónico y el "parlamento digital"

La sesión en el Concejo municipal de ayer no será recordada por el temario, sino por la puesta en marcha del denominado “parlamento digital” y el “voto electrónico”.

Y se notó la falta de costumbre en algunos de los ediles, que tuvieron que volver a buscar las tarjetas personales que se colocan en los monitores que ahora tiene cada uno en su banca, porque sin ellas no figuran como presentes.

Todos colaboraron para que la primera experiencia saliera correctamente, incluso las concejalas que solicitaron trasladar la sesión a hoy, después de volver de la maratónica jornada de ayer frente al Congreso, donde participaron en la marcha a favor de la legalización del aborto.

Entre los concejales y los asesores —que habitualmente se ubican en la tribuna del recinto— había técnicos del Polo Tecnológico de Rosario viendo que todo funcionara. Con algunos retoques de último momento, y ajustes que se irán realizando en los próximos días, arrancó el primer día con este tipo de tecnologías desarrolladas localmente.

Este sistema permitirá una mayor transparencia y eficacia durante las sesiones”, aseguró el presidente del Concejo, Alejandro Rosselló, al término de la sesión. En cada banca hay una consola y un pequeño tablero con tres botones de diferentes colores que deben presionarse para votar a favor, en contra o abstenerse de la inicitiva en discusión. En el recinto hay una pantalla gigante para que el público asistente pueda conocer cómo vota cada edil y el número de expediente que se está poniendo a consideración.

Entre chips y lectora de huellas

Chips en las bancas para saber cuánto tiempo y cuándo trabaja cada edil, lector de huella digital que habilita a votar, micrófonos inalámbricos, notebooks personalizadas y sufragio electrónico son algunas de las incorporaciones tecnológicas que fueron establecidas dentro del plan de reformas edilicias iniciado durante la gestión de la ex concejala Daniela León, durante su presidencia.

Los cambios e innovaciones incluyen también el sistema de gestión parlamentaria, que permite a los concejales acceder a los expedientes de manera más rápida y en forma digital, reduciendo así no sólo el tiempo de los procesos, sino también los costos y el uso del papel”, resaltó Rosselló.

La digitalización y clasificación de los expedientes llevó más tiempo de lo previsto. En ese proceso se encontraron con carpetas que datan desde el inicio de la democracia en 1983.

Otro paso será la incorporación del portal de datos abiertos, que permitirá a toda la ciudadanía presentar proyectos de manera digital, acceder a los expedientes y hacer un seguimiento hasta su aprobación“, señaló el titular del cuerpo, dentro de los aspectos que aún faltan instalar

Los concejales volvieron de esta manera a sesionar después de un mes de vacaciones. El temario quedó ayer en segundo plano, algo que probablemente no sea así la próxima semana. Según varios ediles se vienen varios temas calientes.