Amado Boudou fue condenado a 5 años y 10 meses de prisión por el caso Ciccone, y fue un cimbronazo político en el país. Por esa razón, varios periodistas fueron a buscar la palabra de Agustina Kämpfer, que fue pareja del exvicepresidente en la época en la que ocurrió el delito por el que terminó en la cárcel.

El cronista de Los Ángeles de la Mañana encaró a la periodista para saber su opinión tras el veredicto. “No tengo nada que decir“, aseguró Agustina sin detenerse.

Mientras se subía a un auto, y ante la insistencia del cronista por tener una opinión, Kämpfer cerró violentamente la puerta del vehículo para terminar con las preguntas. “Casi me arranca la mano“, expresó el movilero.