En medio de la preocupación por el estado de salud de Laurencio Adot, tras haber sufrido un ACV hemorrágico el lunes 6, comenzaron a conocerse varios de los problemas y preocupaciones que lo rodeaban.

El especialista en moda Mariano Caprarola, amigo del diseñador, habló de traiciones por parte de algunas empleadas del local de Adot. “No le mordieron la mano, creo que fueron como pirañas para morderle el cuerpo entero. No sé si le robaron, pero cuando le mentís a alguien lo estás traicionando“, aseguró en Los Ángeles de la Mañana.

Laurencio estaba en un conflicto legal con varias extrabajadoras a las que había despedido para hacer un recorte de personal, y que le reclamaban el pago de las cargas sociales. “¿Y si el recorte lo cambiás con que descubrió cosas que no eran buenas? Cosas que mi amigo me contó y que, hoy, estando en una cama intentando recuperarse no estaría bueno contar”, agregó enigmático.

“Laurencio tenía en su bondad, un descuido en todo sentido y cuando llegó Thiago, su socio, a la vida de Laurencio le dio un orden y le dio una inyección de vida que se vio en todos estos años. Si una actriz no le devolvía un vestido, él no llamaba y la actriz le cagaba el vestido, Thiago la llama”, expresó Caprarola, y contó un episodio puntual: “Laurencio se decepcionó cuando una actriz se quedó con un perchero entero de ropa…“.