“Determínese que el valor de la movilidad prevista en el artículo 32 de la Ley N§ 24.241 y sus modificatorias, correspondiente a septiembre de 2018, es de 6,68 %”, según el texto oficial.

Además, la Casa Rosada aprobó los índices de actualización de las remuneraciones mensuales percibidas por los trabajadores en relación de dependencia “que cesen en sus actividades desde el 31 de agosto de 2018 o soliciten su beneficio desde el 1 de septiembre de 2018”.

La nueva fórmula de movilidad, que determina ajustes trimestrales en lugar de semestrales, como los que se aplicabanm entre 2009 y 2017, alcanza a jubilados y pensionados del sistema nacional que administra la ANSeS, y también a quienes perciben prestaciones no contributivas o ingresos por hijo.

El incremento anterior, que comenzó a aplicarse el primero de marzo último, fue del 5,71%, con lo cual el haber jubilatorio se habrá ajustado en un 12,39% a partir del mes que viene, por debajo de la inflación.

El Poder Ejecutivo recordó que, desde el primero de marzo de este año, la movilidad de los haberes jubilatorios se determina en un 70% por las variaciones del Nivel General del Indice de Precios al Consumidor Nacional elaborado por el Indec y en un 30% por el coeficiente que surja de la variación de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE).

La Secretaría de Seguridad Social del Ministerio de Trabajo está a cargo de realizar el cálculo trimestral de la movilidad.