La Justicia pidió la captura internacional de Oscar Thomas, el único prófugo por la causa de los cuadernos de las coimas. El requerimiento lo hizo el juez de la causa, Claudio Bonadio, que solicitó a Interpol que active la alerta roja para poder arrestar en el exterior al exdirector del Ente Binacional Yacyretá. En la previa su abogado, José Manuel Ubeira, dijo en una entrevista con TN que su defendido “no se entrega hoy ni soñando”.

Thomas era uno de los funcionarios de confianza del exministro de Planificación Federal Julio De Vido y aparece entre los mencionados en las anotaciones del exchofer de Roberto Baratta, Oscar Centeno, dentro de la trama de coimas para financiar las campañas electorales de Néstor y Cristina Kirchner, que recibían la plata, según las anotaciones de Centeno. El exchofer indicó en sus cuadernos que Thomas le entregó a Baratta plata de sobornos por más de un millón de dólares.

Durante una década, Thomas fue el director argentino a cargo del Ente Binacional Yacyretá. Se retiró en diciembre de 2015, al final del segundo mandato de gobierno de Cristina Kirchner. Manejó fondos de entre 700 millones y 1.000 millones de dólares anuales, parte los que se habrían usado para financiar campañas del kirchnerismo.

El patrimonio de Thomas, bajo la lupa de la Justicia

LUJOS. Esta es la costosa propiedad de fin de semana que Thomas posee en Misiones.

El patrimonio de Thomas está en la mira de la Justicia. El exdirector ejecutivo de la EBY tiene numerosas propiedades y su fortuna, según su última declaración jurada de 2015, asciende a los $20 millones. Entre sus bienes posee una lujosa casa de fin de semana en Candelaria, a la vera del río Paraná.

La propiedad está ubicada en la localidad de Candelaria, a 23 kilómetros de Posadas. Según la última declaración jurada de Thomas -correspondiente a 2015- la casa tiene una superficie de 2.400 metros cuadrados.