Samco Esperanza

Soler precisó que “el alerta epidemiológico está a nivel de Buenos Aires donde se detectaron cinco casos autóctonos con circulación viral por lo tanto la recomendación es vacunar a los niños de 12 meses de edad y el refuerzo de vacunación para niños de cuatro y cinco años”.

Además, sostuvo que “otra recomendación es que los adultos, nacidos después de 1965 concurran a vacunarse para recibir dosis de refuerzo del sarampión para evitar que se desarrolle la enfermedad”.

Héctor Soler

En cuanto a los síntomas del sarampión, el médico recordó que “se produce un cuadro febril de 38 grados asociado a un cuadro de vías aéreas superiores, llamado cuadro de triple catarro, en el cual el paciente tiene tos seca, congestión de fosas nasales y conjuntivitis, y a las 48 horas aparece una erupción cutánea que predomina en todo el cuerpo, con mucha picazón”.

“Si aparece algún caso, como médicos tenemos la obligación de hacer la denuncia junto con el diagnóstico serológico”, acotó.

Aclaró además que “si una persona ya tuvo la enfermedad desarrolla inmunidad, queda con anticuerpos que actúan contra el virus y sería como estar vacunado”.

Sostuvo que la campaña de vacunación “está abierta de lunes a viernes tanto en el Hospital como en los Centros de Salud de barrio La Orilla, Los Troncos y Unidos, y además se realizará una difusión masiva de octubre a diciembre, pero queremos ir anticipándonos con las alertas de la Nación y la provincia de Santa Fe”.

“Especialmente el pedido a que se acerque a la población adulta, que no tenga miedo que es una simple vacuna que puede ayudar mucho”, remarcó.

Finalmente, Soler aclaró: “Esto no es para alarmar, sino que hay que prevenir e informar. No es para asustar a nadie sino recordar simplemente que la mejor manera de prevenir es la vacuna, que es algo tan sencillo y que da tantos beneficios”.