La policía baleada tenía 25 años

Las pericias lograron determinar que el arma de uno de los detenidos por el crimen de Lourdes Espíndola fue la que mató a la policía en un intento de robo en Ituzaingó.

Así lo determinaron las pericias balísticas de Policía Científica de la provincia de Buenos Aires. “El cotejo entre proyectil cal. 38 Special extraído en operación de ablacion de quien en vida fuera la Oficial Lourdes Espíndola y la muestra testigo obtenida a partir de proyectil cal. 38 Special lanzado por revolver calibre .357 nro. QC505837 marca Taurus, incautado en la causa, arrojó resultado positivo“.

Lourdes Espíndola, junto a su esposo, también policía.
Lourdes Espíndola, junto a su esposo, también policía.
El revólver 357 que le secuestraron a uno de los detenidos por el crimen de Lourdes Espíndola.
El revólver 357 que le secuestraron a uno de los detenidos por el crimen de Lourdes Espíndola.

 

En rueda de reconocimiento, testigos aseguraron que Jorge Pablo Di Blasi, de 37 años, fue el autor del disparo que mató a Lourdes. Tres testigos, una mamá y sus dos nenas, participaron de la rueda de reconocimiento dispuesta por la fiscal de Ituzaingó Laura Cristini. Allí identificaron Di Blasi como el hombre que bajó de un auto y mató a la oficial de la Policía de Buenos Aires. Los testigos dieron una descripción perfecta de esta persona, que fue la primera detenida en la causa.

Leer más: Le practicaron la ablación de órganos a Lourdes y su familia espera la autopsia para poder velarla

La secuencia que cuentan los testigos es totalmente distinta a la que se venía manejando hasta ahora: a Espíndola la fusilaron, no la mataron con su arma reglamentaria. Los testigos relataron que vieron un auto negro con una persona que manejaba y otra que iba atrás, que se aproximó a la parada de micros, donde ella esperaba un colectivo de la línea 9.

Lourdes Espíndola fue baleada el sábado 28 de julio en la estación del peaje Quintana de la Autopista del Oeste cuando esperaba el colectivo para volver a su casa tras cumplir con su jornada de trabajo en Ituzaingó. Le dieron un tiro en el cuello, le sacaron el arma reglamentaria y escaparon. Al día siguiente, los médicos del Hospital Posadas, de El Palomar, le diagnosticaron “muerte cerebral”.

El segundo sospechoso detenido es Pablo Manuel, de 38 años.

Leer más: Despiden con honores los restos de Lourdes Espíndola y la ascienden a subteniente