Imagen ilustrativa

Las involucradas son Daiana, de 24 años, y Claudia, 25 (ambas domiciliadas en la ciudad de Paraná), quienes momentos antes habían tomado parte de una de las llamadas “fiestas electrónicas”, que se había realizado en un boliche de nuestra ciudad, más precisamente a la vera de la Ruta Nacional 168.

Las mujeres fueron trasladadas en un vehículo particular hasta el Cullen, donde arribaron poco antes de las 5, quedando alojadas en la sala de Shockroom.

Tras la evaluación de los médicos, a la primera de las nombradas se le colocó una sonda nasogástrica, mientras que su amiga quedó alojada en la sala de Guardia.

Voceros consultados indicaron que se sospecha de que ambas jóvenes podrían haber consumido una combinación cuasi letal de alcohol y algún tipo de estupefaciente.