“De acá a un año tengo que armar un equipo de 20 personas, mi red de alianzas, agencias y colaboradores estratégicos”, resume, Ramiro Gramajo, CEO y fundador de Bacán, lo que le depara 2018 en Madrid. Bacán es un e-commerce que en tres pasos selecciona prendas y las envía en una caja a sus clientes para que las prueben y luego compren, o no. “Nació como solución. Hay mucha gente que no disfruta del proceso de compra del shopping”, describe Gramajo. El emprendimiento surgió en 2015 y, en dos años, alcanzó una facturación anual de US$ 1,5 millones, 9000 clientes y 20 empleados.

Gramajo asegura que quería internacionalizar la compañía. Y apareció “Acelerar España”, un programa fundado en 2017 por la la Cámara Empresarial Argentina de España (CEAES) para fomentar a las startups argentinas en el país ibérico y acompañarlas en su soft landing. De los 508 proyectos que se presentaron, ganó Bacán. “Me ayudó para realizar algo que estaba dando vueltas en mi cabeza como un sueño y ponerle una fecha concreta”, afirma el emprendedor. Para Bacán, España no solo representó un destino atractivo por la conexión cultural e idiomática sino, también, por su industria textil. “Tiene casi la misma cantidad de habitantes que la Argentina pero duplica en el consumo per cápita. La moda es muy importante, con grupos como Inditex o Mango, lo que nos obliga a levantar la vara”, sostiene Gramajo.

Uno de los principales desafíos estará en armar el pool de marcas. Gramajo explica que, en la Argentina, el cliente de Bacán no paga de más por su ropa ni por el servicio. La monetización la consiguen como cualquier espacio multimarca que adquiere la indumentaria a precio mayorista. También tiene acuerdos con brands por productos por consignación. “Damos la oportunidad de asesorar a nuestros clientes y que se prueben la ropa en su casa sin pagar de más”, explica Gramajo quien, a pesar de admitir que deberán ganar experiencia en España, afirma que tienen cartas a favor: “Todo lo transaccional es mucho más eficiente y no es una start-up de plug and play, vamos a adaptar la experiencia argentina” .

BACÁN

Facturación: US$ 1,5 millones (2017)

Inversión inicial: US$ 300.000

Empleados: 20

Clientes: 9000

Países en los que se encuentra: Argentina y España (2018)

Fuente: Apertura