Después de varios días de cielo nublado con lloviznas casi permanente y de frío intenso parece que el tiempo decidió ceder y acompañar la lucha de los familiares y amigos de Juan Cruz que hoy decidieron trasladar su pedido de justicia desde su Murphy natal a Venado Tuerto.

Otra vez la mecánica elegida fue solamente pararse a los costados de la artería nacional y respetuosamente repartir volantes con el reclamo pertinente. En este caso los venadenses también acompañaron y un buen número de ellos se acercaron a colaborar con los organizadores. Hasta estuvieron presentes algunos dirigentes políticos (entre ellos el intendente de Venado Tuerto, José Luis Freyre, y el presidente comunal de Murphy, Marcelo Camussoni) que decidieron permanecer en un segundo plano.

Cabe recordar que Juan Cruz tenía 23 años y alquilaba un departamento ubicado en Zeballos al 2131 en Rosario. Vivía solo y estudiaba dos carreras de grado a la vez: ingeniería en sistemas en la UTN e ingeniería electrónica en la UNR y además había sido premiado por la Nasa en un proyecto de investigación realizado junto con otros compañeros de la facultad. El viernes 29 de junio fue asesinado a puñaladas en ocasión de robo en su departamento. La investigación del caso decretó que el presunto autor del asesinato sería Lucas Ezequiel O. un adolescente de 17 años con importantes antecedentes. El imputado fue indagado el 4 de julio en el juzgado de Menores, a cargo de Dolores Aguirre Guarrochena, como autor de un homicidio con tres agravantes que para los mayores de edad prevén prisión perpetua.

Leer más: Detuvieron a dos sospechosos por el crimen del joven en Zeballos al 2100

Sonia no paró desde que se enteró del crimen de su hijo, por eso se encargó junto con sus familiares y amigos organizar este tipo de manifestaciones para reclamar justicia. Y a pesar del dolor que se nota en su rostro, se anima a decir que siente cierta felicidad. “Estoy feliz por el apoyo y el acompañamiento que tenemos. Está saliendo todo bien, todos los vehículos nos aceptan el pedido de justicia por Juan Cruz. Estoy satisfecha porque mucha gente nos acompaña”.

Y luego remarcando como el asesinato de su hijo le cambio la vida, reflexionó: “Ahora uno se cuenta cómo se hace problema por cada pavada. Esto es muy fuerte, la pérdida de un hijo y de esta manera es inentendible. Porque cómo siempre lo digo, la muerte de un hijo siempre es un dolor irreparable, pero tal vez cuando se muere por un accidente o una enfermedad es distinto. Pero que suceda de esta manera, que un individuo entre a su casa y lo asesine a sangre fría…”

A Sonia se le entrecorta la voz, en momentos parece que va a quebrarse y romper en llanto pero rápidamente se recupera para volver a insistir: “Estoy haciendo todo esto para que las leyes cambien, se tiene que hacer justicia. Le tienen que dar la mayor condena a éste asesino. Eso le voy a pedir el lunes mirándola a los ojos a la jueza”. La preocupación de la madre de Juan Cruz y de sus familiares es que la magistrada Dolores Aguirre Guarrochena, le culmine dando una pena menor al asesino teniendo en cuenta que tiene 17 años. Eso le va a plantear el lunes a la jueza en la reunión que acordó realizar en Rosario, “Le voy a recordar que acá hubo negligencia de ellos, esta persona había sido detenido más de diez veces, no se puede reinsertar más en la sociedad. Por eso voy a seguir hasta los últimos días de mi vida pidiendo la mayor condena para él, porque este no es un niño, un niño juega, no asesina a sangre fría”.

Mientras tanto los automovilistas respetuosamente aceptan el convite de los manifestantes y se detienen segundos para recepcionar el volante que le acercan. Dicho volante tiene la foto de Juan Cruz y una leyenda que remarca: “Que no se quede mi pueblo dormido. Todos tenemos derechos a vivir, amar y ser mejores. Un derecho es lo que nadie nos debe quitar. Justicia por Juan Cruz”,

Sonia en tanto sostiene, en el medio del dolor, que tiene esperanza que este caso sea el punto de partida para una sociedad mejor. ”Juan era un ser de luz, él quería cambiar a la sociedad, una de esas después de esto algo cambie”, cierra expresando.