En la tormenta del 1 de enero del año pasado se cayeron decenas de árboles.

Mediante el decreto registrado bajo el N° 47.480 con fecha del 2 de julio último, el Ejecutivo Municipal decidió dar por terminado el reclamo administrativo que interpuso Néstor Abriata “tendiente a la reparación de los daños materiales que sufriera el vehículo de su propiedad, marca Renault en virtud del siniestro acaecido en fecha 1 de enero de 2017”. Aclara que “en concepto de reparación por los daños y perjuicios materiales reclama la suma de $ 21.125 y acompaña fotografías del vehículo siniestrado, presupuestos (de dos chaperías)” y fotocopias de diversa documentación como licencia de conducir, DNI y la denuncia del siniestro ante la compañía de seguros.
En los considerandos, el decreto consigna que “de acuerdo con su versión de los hechos, en fecha 1 de enero de 2017, siendo las 06:15 horas aproximadamente, como consecuencia de los fenómenos meteorológicos ocurridos en la ciudad durante la fecha citada, en la intersección de calles Los Ceibos y Las Azaleas (barrio Brigadier López) se produjo la caída de un árbol sobre el vehículo de su propiedad, el cual se encontraba estacionado en dicho sector, ocasionando daños en el mismo”.
En este sentido, se advierte que “la Secretaría de Hacienda y Finanzas, a través del Area Patrimonio y Seguros, informa que este Municipio no cuenta con póliza de seguro que cubra el siniestro denunciado”. Asimismo, se comprueba a través de los registros del RIM que se “registró un reclamo en el lugar indicado por el reclamante”. Además, el decreto expresa que “la Fiscalía Municipal ha recibido la declaración de los testigos propuestos por el Sr. Abriata” en el marco del expediente.
“El estado de público conocimiento de la coyuntura climática referida, los graves daños ocasionados en diversos sectores de la ciudad a raíz de la misma, la documentación acompañada por las áreas competentes y la prueba testimonial producida en autos, acreditan la veracidad de las manifestaciones del reclamante”, subraya en los fundamentos el decreto que lleva la firma del intendente, Luis Castellano y los secretarios de Hacienda, Finanzas y Modernización, Marcela Basano y de Servicios y Espacios Públicos, Daniel Ricotti.
Más adelante, sostiene que “por lo expuesto, es dable inferir la responsabilidad del Municipio toda vez que el siniestro fue causado por acción de un bien perteneciente al dominio público, propiedad de la Municipalidad de Rafaela, como lo es el arbolado emplazado en la vía pública”.
“En consecuencia, a criterio de la Fiscalía Municipal, corresponde hacer lugar al reclamo y disponer el pago de la suma reclamada a fin de no tornar más onerosa la obligación del Municipio”, se puntualiza a la vez que se establece que “la imputación presupuestaria deberá realizarse en el Programa Espacios Verdes de la Secretaría de Servicios y Espacios Públicos, conforme a lo previsto en el Presupuesto 2018”.
En su artículo 1º, el Decreto indica: “Hágase lugar al reclamo administrativo interpuesto por el Señor Néstor Rubén Abriata disponiendo el pago de la suma $ 21.125 en concepto de indemnización por los daños y perjuicios materiales sufridos en el vehículo de su propiedad en virtud del siniestro acaecido en fecha 1 de enero de 2017”.