Una jauría de perros atacó y mató a una decena de indefensas ovejas que se hallaban dentro de una propiedad privada.

El hecho aconteció el pasado lunes, por la madrugada, en Totoras. Una mujer residente en esta localidad denunció públicamente la matanza.

de sus animales a cargo de perros que ingresaron a su terreno y escaparon dejando más de diez ovejas muertas.

“Ya muchas veces me pasó”, acotó la dueña de las diez ovejas que perecieron bajo las feroces mordidas de estos canes.

Esta vez, ningún resguardo las pudo salvar. A pesar de estar dentro de un cerco perimetral, los perros se las ingeniaron para ingresar y destazar la matanza.

“Me desperté a eso de las 3 AM y escuché perros cerca de la ventana de mi dormitorio. Cuando me asomé había una oveja toda lastimada”, explicó.

Al salir de su hogar constató lo peor: por lo menos diez ovejas estaban muertas a dentelladas y otras tantas muy heridas.

“No hay solución para esto, ya me pasó muchas veces. invertí mucho dinero en alambres que todavía estoy pagando, pero hay muchos perros que andan sueltos, saltan y rompen todo”, concluyó.