Según un análisis que realizó Clarín, los datos del organismo destallan se generaron 532.000 puestos de trabajo, de los cuales solo 121.000 fueron en blanco. El resto fueron no registrados o “en negro” (253.000) y cuentapropistas (158.000). Es decir, 8 de cada 10 nuevos puestos no están registrados.

Asimismo, el informe oficial señala que en el primer trimestre del año los puestos de trabajo de los no asalariados creció 3,3% frente al 2,5% que lo hicieron los asalariados. Y los no registrados 5,8% contra 1,1% en blanco.

Estos datos se conocen en la misma semana que la AFIP advirtió a más de 120.000 empleadores de diversos rubros sobre la regularización de la situación de sus trabajadores. Ese listado incluye comercios como restaurantes, lavaderos, el agro y también las empleadas domésticas, entre otros.