El presidente del Banco Central, Luis Caputo, logró sortear el nuevo supermartes financiero, al renovar el 74,4% del stock de Lebac que vencieron en la última jornada. De $ 529.321 millones en valor nominal que expiraron este martes, el Banco Central refinanció $392.862 millones y redujo el stock en $ 135.459 millones.

Igualmente, la cantidad de ofertas que recibió por la operación no le sobró demasiado: hubo propuestas por $399.216 millones, de acuerdo con la autoridad monetaria.

Las tasas de corte se ubicaron en 46,5%, 45%, 43,75% y 42,35% para los plazos de 28, 63, 91 y 126 días, respectivamente.

El Central indicó que “parte de la renovación parcial se explica por el impacto de los mayores encajes bancarios en la necesidad de liquidez del sistema”. Las tasas se ubicaron manteniendo la curva con pendiente negativa, con la expectativa de que la inflación comience a reducirse en los próximos meses.

Leer más: Supermartes: qué pasará con las Lebac y a cuánto puede estar el dólar

Como la liquidación de la operación se llevará a cabo hoy, la entidad advirtió que para computar el efecto monetario deberá sumarse la absorción o expansión por pases, Leliq y operaciones de mercado secundario de Lebac.

La mayor oferta por las Letras del BCRA se concentró en el corto plazo, con vencimiento el 18 de agosto, con ofertas por $335,5 millones de las cuales se aceptaron $330,7 millones a una tasa implícita del 46,5% con una leve retracción. En el resto de los plazos, el Banco Central aceptó casi la totalidad de las ofertas. Hubo $36,9 millones al 44,9% por 63 días; $19,8 millones al 43,75% a 91 días y $6,2 millones a 126 días, al 42,3%. En junio, el Banco Central había renovado el 60% equivalente a $308.473 millones de un vencimiento de Lebac por $514.779 millones, pese a subir la tasa a un récord de 47% anual para el plazo más corto.

El lunes, el Ministerio de Hacienda captó $44.955 millones en la reapertura del BOTE a tasa fija con vencimiento al 2020, en la cual se adjudicó el 100% de lo ofertado a una tasa en base semestral anualizada del 26%. Dado que el precio salió a la par, el ingreso de fondos a la Tesorería ascendió a más de $45.800 millones. Dado que este bono se podía usar para integrar encajes y que los bancos pueden comprar con Lebac, el equipo económico ya descontaba una reducción del stock de Letras del BCRA en circulación.

Vale recordar que la entidad que lidera Luis Caputo debe ir reduciendo poco a poco el Stock de estos títulos como parte del acuerdo firmado en junio pasado entre el Gobierno y el FMI por un crédito de hasta u$s50.000 millones, de los cuales ya desembolsó u$s15.000 millones. Fue en un contexto en el cual se encareció el costo de financiamiento por la disparada del riesgo país. Es por ello que el oficialismo debió recurrir al organismo de crédito para poder seguir financiando la transición, pero a tasas más bajas que las que ofrece el mercado.