Mónica Fein, intendenta de Rosario (Foto de archivo)

La intendenta Mónica Fein sentó posición sobre la polémica desatada los últimos días a raíz del posible desembarco de Uber a la ciudad. Dijo que hoy esa chance “es imposible porque no está regulado” y advirtió: “Cuidado con los sistemas que nos plantean que el camino es la precarización laboral y que los trabajadores no tengan futuro de jubilación”.

“Creemos que la tecnología, eso tan moderno que hoy nos están ofreciendo, debe ser posible de incorporar”

En diálogo con la prensa, adelantó que la semana que viene la intendencia realizará una propuesta para un sistema de transporte “que incorpora toda la tecnología que tienen sistemas tipo Uber en el mundo”.

Sin embargo, aclaró que se piensa “en un sistema controlado, que permite al Estado participar, que garantice que los choferes sean controlados, un trabajo digno y un futuro de jubilación”. Al respecto agregó que “la precarización laboral tiene hoy una mirada, pero en el futuro nadie se hará responsable de esos choferes”.

La polémica. El debate se desató días atrás cuando la edila radical María Eugenia Schmuck se mostró a favor que el Concejo debata la posibilidad del desembarco de Uber a Rosario y recomendó seguir de cerca la discusión que se desarrolla sobre el tema en Mendoza.

Leer más: El municipio está dispuesto a discutir la eventual llegada de Uber

 

La propuesta de Schmuck generó el rechazo inmediato de titulares y peones de taxis, quienes alertaron que Uber en Rosario representaría una “competencia desleal” con los trabajadores del sector. Mañana marcharán por las calles del centro hasta el Monumento para hacer sentir su descontento.

“Incorporar la tecnología es el futuro, mejorar lo que tenemos es el desafío, pero siempre buscando que el Estado regule el servicio público. Vamos a defender un sistema regulado que tiene que mejorar, incorporar tecnología y mejorar el servicio, pero donde el Estado participa y le da garantías al pasajero y a los que trabajan en el sistema“, agregó la intendenta.