Este es el mail que recibieron varias personas

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) envió una catarata de mails a contribuyentes que, presume, tendrían empleados y empleadas domésticos sin declarar.

“A partir del cruce de tus datos patrimoniales y de consumo, te estamos enviando esta comunicación, porque nos llama la atención que no tengas a nadie registrado que te ayude en tus tareas domésticas”, dice el correo electrónico que llegó a unos 650.000 contribuyentes.

“Con un costo muy bajo y un trámite sencillo, el registro de Casas Particulares te permite registrar a todas aquellas trabajadoras que atienden las labores del hogar, cuidando a los niños, adultos mayores y desarrollan otras tareas fundamentales. De lo contrario, podés estar sujeto a sanciones“, advierte.

Los correos electrónicos comenzaron a llegar el lunes por la noche. Y repiten, en rigor, una nota de hace un mes, que el fisco había enviado a las ventanillas electrónicas de los contribuyentes (el espacio web al que se accede con clave fiscal para pagar y gestionar impuestos y trámites).

El organismo que conduce Leandro Cuccioli entrecruzó bases de datos de ingresos, declaraciones juradas y consumos con tarjetas de crédito y los comparó con el registro de casas particulares. Como base, sospecha que las personas que cumplen con determinado nivel de ingresos y consumo tienen personal doméstico a su cargo. Y, si no está registrado, envió la carta inductoria.

“Este mensaje es enteramente informativo. No es necesario que lo respondas ni que te dirijas a una dependencia de AFIP“, se aclaró al final de la comunicación que llegó a las ventanillas electrónicas de monotributistas, responsables inscriptos y empleados en relación de dependencia a partir del pasado 8 de junio.

“Más de un millón de personas trabaja en casas particulares para que varios millones más puedan ir a trabajar”

Hace un mes, el fisco realizó operativos en 30 countries y barrios privados del Gran Buenos Aires y en diez edificios de lujo de Puerto Madero. Detectó allí que, entre 1051 empleadas domésticas, el 40 por ciento estaba sin registrar. De esos 423 empleados en negro, la AFIP detectó que treinta fueron registrados una semana más tarde, por lo que intimó al resto de los empleadores.

El envío de correos masivos en busca de trabajo doméstico sin registrar no es nuevo. Ya en 2013, a poco de sancionada la ley de empleo en casas particulares, envió e-mails con un mensaje similar.