Una multitud recibió al Diez

Diego Maradona llegó este lunes a Brest, al oeste de Bielorrusia, donde fue nombrado presidente del club local Dinamo y vivirá por tres temporadas manejando al club. El diez recibió regalos y aseguró que quería conocer al jefe de Estado bielorruso, Aleksandr Lukashenko.

“Me acuerdo muy bien de Fidel Castro, Chávez, el Gadafi, también conozco a Putin y hoy quiero hacerme una fotografía con Lukashenko. Espero que después de eso, sea nuestro hincha”, declaró el ex capitán de la selección argentina en conferencia de prensa.

Asegurando que su proyecto era “muy serio”, Maradona dijo que esperaba que su presencia en el Dinamo Brest, un club de primera división, sea “útil para el fútbol bielorruso” y le permita “mejorar día a día“.

“Vamos a intentar armar un equipo que luche los primeros lugares del campeonato”

En su recepción, a Diego le regalaron una camioneta gigante, que le regaló su club, junto a un anillo de diamantes.

En la noche del lunes, Maradona asistió a su primer partido como presidente del Dinamo Brest, club con el que firmó un contrato de tres años. El equipo, que está actualmente en el sexto lugar del torneo bielorruso, perdió 3 a 1 con el Chaktior Soligorsk, cuarto de la clasificación.

Maradona abandonó el mes pasado el puesto de entrenador del club emiratí Al-Fujairah SC, de la segunda división del torneo de Emiratos Árabes Unidos.

En Brest, el Diez supervisará “el desarrollo estratégico” del club, comprado por nuevos propietarios, que buscaron la forma de darle impulso a la entidad que manejan hace tres años.