La detención fue el sábado a la noche en Grandoli al 3900.

Un integrante de la familia Funes de la zona sur rosarina que tenía captura recomendada por asociación ilícita fue detenido en un control rutinario de Gendarmería Nacional. Se trata de Pablo David Miranda, de 41 años, quien fue privado de libertad y afrontará una audiencia imputativa mañana.

El detenido es hermano de Mariela Miranda, asesinada en marzo de 2016 en la puerta de su casa, según el Ministerio Público de la Acusación (MPA) por el clan Caminos. Mariela era madre de los hermanos Funes.

Sobre el detenido pesaba un pedido de captura del 26 de abril de 2018 por asociación ilícita, figura que comprometió a varios integrantes de la familia Funes. La detención fue comunicada la fiscalía de flagrancia, que dispuso la detención y el traslado a una dependencia policial. La orden fue ordenada en su momento por la fiscal Gisela Paolicelli. La fiscal Viviana O’ Connell será la encargada de imputar al detenido en la audiencia de mañana en el Centro de Justicia Penal.

Dos familias

En abril de 2018 el juez Hernán Postma imputó por asociación ilícita y les dictó la prisión preventiva a ocho miembros de la banda liderada por las familias Ungaro y Funes. Entre los imputados están los hermanos René y Daniela Ungaro a los que se suman Alan y Lautaro Funes, quienes ya están presos. También Jorge Funes, padre de ambos. En el contexto de este violento conflicto entre los clanes Funes y Caminos se cometieron 27 homicidios en los dos últimos años.

Mariela Miranda fue asesinada en marzo de 2016 cuando dos jóvenes en moto regaron su casa de barrio Tablada a tiros. Meses mas tarde la jueza Mónica Lamperti imputó a Juan Manuel “Juanchi” A. y a Alexis Caminos por el homicidio.

En 2017 y en las jornadas en una declaración en Tribunales Jonatan Funes adujo que el origen del conflicto con el clan Caminos fue por una situación de coerción. “Todo comenzó en 2012 o 2013. Mis hermanos Alan y Ulises iban a la escuela. Para llegar tenían que pasar por el barrio Municipal. En ese barrio, la familia Caminos controlaba todo lo que pasaba. Ellos querían que mis hermanos sean sus sicarios y empiecen a matar gente para ellos. Empezaron a verduguearlos, le pegaban cachetazos y les mostraban armas. Ulises tenía 16 y Alan cerca de 12, ellos querían que mis hermanos maten a los que habían matado a su padre, de la banda de los Ungaro”, detalló.

Los meses posteriores de la familia luego de la declaración de Jonatan Funes en el juicio por la muerte de Mariela Mirada fueron de extrema violencia. Su padre Jorge fue baleado. Asesinaron a su hermano Ulises y apresaron a sus hermanos Alan y Lautaro. El 5 de febrero de 2018 en una emboscada en la en la intersección de la ruta 14 y la A 012 y tras visitar a su hermano Alan en la cárcel de Piñero, finalmente también lo mataron a él.