El sábado se vivieron horas de violencia en el departamento La Capital, que culminaron con dos nuevos homicidios.

Alrededor de las 19:30, un joven de 30 años ingresó al hospital José María Cullen con una herida de arma de fuego en la cabeza, con orificio de entrada en el globo ocular derecho.

Se trata de Juan Domingo Álvarez, quien había sido baleado en Monseñor Rodríguez al 7000, en barrio Abasto, situado en el extremo noroeste de nuestra capital. En primera instancia fue llevado al Mira y López y posteriormente trasladado al mencionado nosocomio, donde se le diagnosticó pérdida de masa encefálica. Alrededor de las 22, perdió la vida.

Pocos minutos antes, un hombre identificado como Mario Bravo había sido atendido en el Cullen con una puñalada. Procedía de Centenario al 2500, en Santo Tomé. Allí, según consignan medios locales, participó de una pelea en la que resultó fatalmente herido. Murió a las 21hs.