El Bloque del Frente Progresista Cívico y Social considera que es una obra prioritaria para disminuir la probabilidad de contraer enfermedades infecto-contagiosas. Cabe destacar que su ausencia atenta contra la calidad de vida de la gente. El sistema de cañerías que se propone realizar recogería los desagües cloacales domiciliarios y los derivaría hacia la planta depuradora, donde las aguas sucias reciben tratamiento y los controles de calidad necesarios.

Es importante resaltar que el Ministro de Infraestructura y Transporte, José Garibay se comprometió junto al Ing. Sebastián Bonnet, actual presidente de Aguas Santafesinas SA a pagar el 100 % de los materiales que requiera la obra. Solo resta que los vecinos muestren conformidad para abonar la mano de obra que podría estar financiada por la Municipalidad como se hizo en otras oportunidades.