En diálogo con los medios, Blas señaló que “se ha reconstruido el centro de distribución de 13.200 Kw no solo con un reemplazo sino con una actualización tecnológica, con un equipo de última generación, con parámetros mucho más altos de seguridad”.

Al respecto, puntualizó que “el sistema de interrupción es en vacío cuando el anterior era en aire y son de alta seguridad, tiene sistema de escape de gases, se hizo un foso donde entran los cables de dimensiones adecuadas”.

Agregó que “por otro lado tiene más capacidad de salida con lo cual permite futuras expansiones para que en el mediano plazo se agreguen nuevos distribuidores, antes teníamos nueve y ahora hay capacidad para 12. Son celdas acoplables y en el futuro se pueden agregar módulos”.

En cuanto a la planta de 33.000 Kw que antes estaba en la misma sala, indicó que “se tomó la decisión de hacer una playa a intemperie con sistema moderno de alta tecnología, que dará muchísima seguridad, y al sacarlo afuera están divididos los dos módulos”. Al respecto, destacó que “esto es bueno ante cualquier contingencia porque el problema que hubo cuando se produjo el incendio fue que al tener un problema en un nivel de tensión, por el fuego y el calor se afectó al otro, y con esta nueva arquitectura de la estación transformadora no se afectan uno a otro”.

Se estira un mes el plazo anunciado para finalizar la obra

Consultado por el tiempo para la finalización de las obras, el funcionario mencionó que “hay dos partes: la parte de 13.200 alimenta a Esperanza y la parte de 33.000 alimenta a las localidades como Franck; y se le está dando prioridad a la primera porque mejorará la calidad de servicio de Esperanza que ahora está con una instalación provisoria”. “Para eso el plazo de terminación es septiembre mientras que para 33.000 volt es probable que se estire un mes más, hasta octubre, pero lo crítico para la empresa es habilitar lo de 13.200 volt”, sentenció.

Recordemos que en oportunidad de una anterior rueda de prensa el Gerente General de la EPE, Marcelo Cassin, dijo que la obra estaría finalizada en su totalidad en el mes de agosto (Nota archivo EDXD).

El gerente de explotación contó a los periodistas esperancinos que “los equipos actualmente están montados e instalados y en periodo de prueba para terminar los ajustes. Luego se procederá a tensionarlos y luego comenzará el proceso de ir pasando los distribuidores de la planta exterior en uso ahora a la nueva”. Aclaró que cuando comience esa tarea “se dará información porque se necesitará realizar un cronograma de cortes para hacer el traslado” y aseguró que “la idea es que sea con el menor trauma posible a la población”.

Adelantó que “para el verano la planta estará habilitada totalmente” y comentó que “se trabaja con una empresa contratista, con unas 20 a 30 personas trabajando de forma permanente”.

En cuanto a la inversión requerida, reveló que “las celdas de distribución ya habían sido adquiridas para armar un centro de distribución de Rosario y fueron reasignadas así que ese monto son 20 millones de pesos, pero es totalmente importado, con muchas partes que vienen de Europa y el ensamblado se hace en Brasil con lo cual actualizado ese monto es mucho mayor, y la parte edilicia más la planta de 33.000 son otros 40 millones de pesos”. En principio son 60 millones pero habría que ver cuánto es el monto actualizado a hoy”, resumió.