Se demarcarán las sendas y los boxes para estacionar motos.

El Gobierno de la Ciudad comunica que a partir del viernes 13 de julio comenzaran los trabajos de pintura y señalización de la ciclovia en calle Rafaela entre 9 de julio y Avda. de los Colonizadores, como así también la demarcación e identificación de los boxes correspondientes a estacionamiento de motos.

Precaución al circular

Se solicita a los vecinos del lugar y usuarios de la vía en general, circular con precaución y no dejar estacionados en el lado este de la calzada a los efectos de no entorpecer las tareas del personal municipal.

Las tareas a realizar

“La demarcación del tramo que se especifica en el comunicado consiste en la colocación de una pintura amarilla, se le colocan tachas arriba y en los cruce de las bocacalles se colocará una franja de pintura VERDE con logos para circulación y en cada esquina se demarcará la senda peatonal y se colocarán los carteles indicadores de Ciclovía en cada esquina, como así también pretiles de 40 cms de alto para delimitar esa zona segura para los ciclistas. Por delante de los operarios trabajando marchará un camión con señalética luminosa propia para advertir a los que circulen por la calzada” expuso Franconi.

5 buenas razones para andar en bici por Esperanza

1. Reducción de la contaminación
Andar en bicicleta es un factor clave para reducir los niveles de contaminación ambiental, además ayuda a reducir otra contaminación también muy importante, la acústica.
El nivel de ruido que generan los vehículos a motor es el 80% del ruido ambiental de las ciudades! superando los valores máximos recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), de 65 dB para el día (8-22h) y de 55 dB para la noche (22-8h).

La bicicleta genera más seguridad en el tránsito

Todos los informes resaltan que los accidentes en bicicleta son muy minoritarios, y respecto a los coches la proporción es de 2 accidentes de bicicleta por cada 100 de coche. Al mismo tiempo, el crecimiento de desplazamientos en bicicleta hace que el número de accidentes en vehículos a motor también se reduzca, debido a la moderación de velocidad al convivir con la bicicleta, por todo esto podemos afirmar que el uso de la bicicleta en la ciudad aporta seguridad al tránsito.

Ahorro, ahorro y más ahorro

En trayectos urbanos relativamente cortos se reducen los tiempos de desplazamiento y a la vez se ahorra dinero en combustible, mantenimiento, etc… gastamos 30 veces menos en la adquisición y mantenimiento de una bicicleta que en la de un coche.
Respecto al ahorro energético, una bicicleta es mucho más eficiente, gasta 12 veces menos energía que un coche lleno y 50 veces menos que un coche ocupado por solamente una persona.

Le devuelve a la ciudad la escala humana

Una bicicleta ocupa 5 veces menos espacio que un coche, dato simple pero demoledor que por sí mismo implica mejoras en la movilidad de las ciudades. En términos de calidad de vida en la ciudad, además de la reducción de la contaminación acústica ya comentada, pedalear provoca un aumento de la comunicación, invita al saludo, y nos acerca entre nosotros, ya sea entre los propios ciclistas como entre ciclistas y peatones, reduce así también el stress urbano general.

Aporta a la salud del ciudadano

No hay mejor ejercicio que andar en bici, en su uso se movilizan grandes grupos musculares y una vez que el ejercicio de pedalear se convierte en algo regular, se reduce la frecuencia cardíaca y respiratoria por eso es un trabajo excelente de prevención de enfermedades coronarias, hipertensión, colesterol o diabetes.

“Esta información es parte de los fundamentos que el BID expone para alentar el impulso del uso de la bicicleta, desde el equipo del Gobierno de la Ciudad los compartimos porque son una base importante de información a tener en cuenta en esta idea que tenemos desde la administración Meiners de animarlos a subirse a la bici y entre todos construir una cultura de movilidad mucho más sustentable” comentó Alfonso Gómez.