Donald Trump y su señora llegaron a Londres

El presidente estadounidense, Donald Trump, aterrizó hoy en el aeropuerto de Stansted en Londres para una visita de varios días en Reino Unido en la que se reunirá con la primera ministra, Theresa May y la reina Isabel II, y que se prevé agitada.

La llegada del controvertido líder republicano al Reino Unido generó un nivel de movilización sin precedentes en el país desde las protestas callejeras contra la guerra de Irak en 2003. Por ello, los principales actos durante la visita se realizarán fuera de Londres, a fin de evitar en lo posible las numerosas protestas programadas en su contra.

Así, los encuentros con la primera ministra Theresa May y la reina Isabel II tendrán lugar en la mansión de Chequers y en el castillo de Windsor, respectivamente, ambos fuera de la capital.

Se espera que más de 100.000 personas participen en la “Stop Trump March” (Marcha para parar a Trump) que recorrerá las principales avenidas de la capital británica este viernes.

Los activistas quieren al parecer quitar el sueño a Trump, que se quedará en la residencia del embajador Winfield House. Los manifestantes acudirán allí por la noche con cacerolas, sartenes, tambores y vuvuzelas para impedirle dormir, aunque no está claro si realmente oirá el ruido, ante la fuertes medidas de seguridad que rodean el complejo.

Según un sondeo del instituto YouGov publicado el jueves, el 77% de los británicos tiene una opinión desfavorable de Trump, el 74% lo considera un sexista y el 63% un racista. Casi la mitad de las 1.648 personas encuestadas estima que la reina no debería recibirle.

La agenda de Trump

El presidente y su esposa, Melania, asistirán este jueves a una cena de gala con empresarios en el palacio de Blenheim, una casa de campo cerca de Oxford en la que, en 1874, nació Winston Churchill, primer ministro durante la Segunda Guerra Mundial.

El viernes, Trump acudirá a un complejo militar y a un ejercicio de tropas antes de reunirse con May en su casa de campo de Chequers. Después, él y la primera dama Melania serán recibidos por la reina Isabel II en el palacio de Windsor.

Trump pasará el fin de semana en su club de golf en Escocia antes de volar a Helsinki para una cumbre el lunes con el presidente ruso, Vladimir Putin.

Aunque se alojará en Winfield House, la residencia del embajador de Estados Unidos cerca de Regent Park, en el centro de Londres, su programa evita la capital británica, donde se concentrarán las protestas.

Trump y May ofrecerán una rueda de prensa el viernes y el domingo el presidente estadounidense viajará a Helsinki para reunirse el lunes con el presidente ruso, Vladimir Putin